Restaurantes

ALGO DIFERENTE, NUEVAS PROPUESTAS GASTRONOMICAS EN BILBAO (1ªparte)

 

En los últimos años, han aparecido nuevos restaurantes que han traído aire fresco a la gastronomía bilbaína. Bilbao siempre ha contado con buenos establecimientos de hostelería, pero creo que  las propuestas gastronómicas que ofertaban se habían quedado ya un poco caducas.
Es verdad, que la buena cocina tradicional nunca pasa de moda, ahora está de vuelta la cocina Km. 0, la cocina de proximidad, con producto de la zona.
Pero está muy bien que en una ciudad que ha pasado con la llegada del Guggenheim, de ser Industrial, a ser una urbe turística, la cocina también se vea afectada con propuestas nuevas.
En Bilbao, no han encajado las cocinas de otros países, alguna franquicia italiana como “la mafia”, o “la Tagliattela”, alguna mexicana, pero sin más. Como decía al principio,  los últimos años sí que han aparecido establecimientos  con ganas de innovar y con muy buen resultado.
A continuación os señalamos algunos de ellos, que ya hemos probado, y que a nuestro parecer están a muy buena altura, por si queréis probar algo diferente en Bilbao, a un precio aceptable, en una ciudad que no es nada barata.

EL CASCANUECES:

Situado en la calle Heros, 21, en el Centro de Bilbao, en una zona que se ha puesto de moda, con muchos locales para tomar una copa, ir de  pintxos o comer. Uno de nuestros favoritos, al que ya hemos ido unas cuantas veces, a pesar que abrió hace poco, y al que si siguen como hasta ahora, volveremos a ir muchas más.
Su propuesta es sencilla, una carta corta, con buen producto, bien tratado y  buena presentación. A esto se suma el trato exquisito del personal, y su pasión por la cocina, algo que compartimos.

casacanueces-1
La carta se divide en varias categorías, entrantes, tablas, huerta, pescados, carnes y postres, y cada una de estas cuenta unas tres opciones.
La carta, que cambian muy a menudo pero sin perder su esencia, te la explican detalladamente, comentándote cada uno de los platos, ingredientes, preparación, y demás. Se respira amor por lo que hacen y por la cocina en todo el personal.

cascanueces-12Arroz venere con sepia

El planteamiento diferente que nos presentan, es que las viandas se sirven en el centro de la mesa  para compartir, y en una cantidad más que suficiente para dos comensales. Con dos o tres platos y un postre, puedes quedar conforme para dos personas.  El camarero que te presenta la carta, además de ser uno de los dueños, es un apasionado de lo que hace. Te aconseja, y te sugiere acertadamente los platos, ofreciéndote si considera que es mucho lo que pides, medias raciones de alguno de tus elegidos. Hazle caso, no te arrepentirás.
Suelen ser platos muy bien presentados, pero sin florituras.

casacanueces-2Bogabante, pochas y aguacate

Como solo dispone de carta, comer sin bebida puede rondar los 30 euros por comensal, pero bien pagados. El producto y el personal es de muy buena calidad, y eso hay que pagarlo.

casacanueces-4Picaña brasileña

Punto positivo adicional a su favor es el pan, un elemento que muchos dejan un poco al lado, y al que aquí le dan importancia a que sea de calidad.
Las dos características que lo diferencian del resto son la cercanía del personal, y la disposición de los platos, para compartir.
Es un establecimiento muy bien valorado por los clientes que ya han pasado por sus mesas, como se puede comprobar con la posición que ocupa en la Web TripAdvisor, por lo que es aconsejable reservar con al menos un par de semanas de antelación.

casacanueces-3Bosque dulce

Si vais, lo que no podéis de dejar de pedir es uno de sus postres estrella “bosque dulce”, uno de los mejores que haya probado nunca. Diferentes sabores, texturas, sin exceso de dulzor, impresionante. Diferentes capas, crema de mascarpone, helado de manzana ácida, tierra de bizcocho……una pasada, cada vez que introduces la cuchara desde abajo y coges ese bocado que al meterlo a la boca, explota con su multitud de exquisitos sabores. Y  su presentación es espectacular, me lo llevaría a casa para poner encima de la mesita del salón.

cascanueces-11 La estepa

Según la temporada, también cuentan con otros de mucho interés, en invierno “la estepa”, un homenaje al postre canario “polvito uruguayo”.  Un postre con suspiros (merengues horneados), dulce de leche y galletas. Al que ellos han adaptado, incorporando nuevos ingredientes, hasta lograr un postre sublime. Lo dicho, dejad sitio para uno de estos postres, no os arrepentiréis.

Otro restaurante de los que más nos gustan es:

DANDO LA BRASA

Cuanta con dos locales, uno en Bilbao la Vieja, en la calle Arechaga 7, esquina con San Francisco, y otro en Algorta en la Avenida los Chopos 31.

dandolabrasa-15Local de Dando la brasa en Algorta

Hemos probado los dos, mejor establecimiento el de Algorta, más renovado, con estética mexicana, pero igual de buena comida en los dos, igual un poco mejor trabajada en el de Bilbao, con más meneo de gente.
Su carta nos trae propuestas sudamericanas, desde Méjico hasta Argentina, bien confeccionadas.

dandolabrasa-14Topopos caseros con fundido de queso y guacamole

dandolabrasa-13Empanadillas caseras

De lunes a viernes, tienen un menú de unos 13 euros, sin bebida, que consta de unos platos señalados en la carta con un corazón rojo. Hay que elegir dos de ellos y un postre. La calidad de los platos es muy buena, así como la presentación.

dando-la-brasa-4Quesadillas de leña con jamón y queso

Al igual que el restaurante anterior, “Cascanueces” se quedan cortos en el apartado de los postres, pero siempre es lo más complicado para un restaurante pequeño, ya que es la partida que más recursos requiere de cámaras, maquinaria….para la elaboración de postres modernos que intenten sorprender.  Originales son los helados que acompañan a los postres, elaborados con ingredientes exóticos  como sésamo negro u otros. Un acierto.

dandolabrasa-11Crunchy de salmón con bimi a la brasa

dando-la-brasa-1Hamburguesa de Black Angus con papines

En el de Bilbao, no esperéis encontrar un restaurante moderno, el local era un  bar de la zona, una zona deprimida de  la ciudad que ahora está regenerándose, en el que sin más transformación, se convirtió en restaurante, pero creo que ese es su encanto, junto con el excelente producto con el que trabajan, y el buen trato en su elaboración.

20170203_145207Alfajores con helado de sésamo negro

También se esmeran en el buen y desenfadado trato de su personal.
La carta no cambia tan a menudo como nos gustaría,  pero no nos importa repetir alguno de sus platos, como las empanadillas o los totopos, nos tienen enganchados.

El tercero es :

KOKKEN

Situado en la calle Quintana 3, antigua Plaza del Gas, cerca del Ayuntamiento bilbaíno. Este es todo lo contrario del anterior, un local moderno con una decoración tipo Ikea, y situado en una zona nueva de Bilbao.

kokken-1

La propuesta de este establecimiento es el de adaptar el servicio a lo que desee el cliente, y al mercado de ese día. Así puedes comer un menú denominado corto por 15,50€ sin bebida, compuesto por 5 platos. Si deseas más, te sacan otros dos (denominado medio) por 20,50€. Y si eres de mucho comer, pues pides dos más. Este sería el menú largo compuesto de  nueve platos por 25,50€.

kokken-5Sepia con alioli y salsa teyiraki

kokken-2Taco de pollo al chilindron

No tienes que decirles cuando reservas, o cuando empiezas a comer cual quieres, según vas comiendo tú decides, parar o seguir con el siguiente menú. Son platos pequeños, tipo tapita, con producto del mercado, bien ejecutados, sin más pretensiones.

kokken-3Tacos de bonito marmitako

kokken-6Atún a la plancha

Cuando llegas te preguntan, si algo no te gusta;  o no puedes comer  porque tienes alguna alergia. Luego, te van señalando el plato que te van a sacar a continuación, si no te gusta te ofrecen una alternativa, por lo que con antelación, no sabes lo que vas a comer ese día. Ese es su encanto y su diferencia, por la que apuesta, y creo que le está saliendo bien.
Lo menos trabajado creo que es el postre, donde menos elección hay, y menos innovación y trabajo creo.
Para una comida o cena informal entre amigos, creo que es una magnifica propuesta.

En la próxima entrega os traeremos otros restaurantes con planteamientos diferentes, el que más le gusta a mi mujer, el Bascook, un poco más caro que los anteriores, para días especiales. Su hermano más informal, el Panko, otro de los locales del cocinero Aitor Elizegi, y por último, el restaurante Quinta Planta, situado en el Teatro Campos, un lugar peculiar, al que solo puedes acceder por el ascensor del teatro con muy buena presencia, buen precio y magnifica situación.

Deja un comentario