Artículo ciudades Restaurantes

UNOS DÍAS DISFRUTANDO EN VALLADOLID DE LA PASARELA TOP DE LAS TAPAS (2ª Parte)

Plaza Mayor. Ayuntamiento Valladolid

A media tarde,  vuelta a la capital, que todavía nos quedaban muchas tapas que probar.
Después de la ducha y el pertinente descanso en el hotel, salimos entrada la noche, a la caza de nuevos bares y buenas viandas. Nos pareció curioso el día anterior, que la mayoría de bares y restaurantes cierran después de la comida y no abren hasta pasadas las ocho de la tarde.
Pasada esta hora, entramos en El Corcho, en la calle Correos, muy cerca de la Plaza Mayor de Valladolid. Un bar popular, destacable por sus croquetas de jamón y por sus tacos de bacalao rebozado.

Croquetas del Bar El Corcho

Y como dice el refrán “donde fueres,  haz  lo que vieres”, pues eso hicimos, pedir un par de croquetas, que resultaron crujientes por fuera y muy cremosas por dentro, y dos tapas de bacalao rebozado, uno clásico “la tajada”  y otro con berenjena y pimiento asado.

«La Tajada» Bacalao rebozado
Bacalao rebozado con berenjena y pimiento

Éstas últimas un poco aceitosas, pero muy ricas y con un buen rebozado crujiente. Para beber dos vinos de Rueda. El precio nos pareció económico. Aunque el local es pequeño y estaba a tope de gente, sirven muy rápido, de ahí, que igual no les dé tiempo a l@s cociner@s, a escurrir bien los fritos.
Como alguno de los bares a los que teníamos previsto acudir estaban cerrados, decidimos repetir e ir a Los Zagales, que se encuentra muy cerca y completar la degustación de los pinchos ganadores que nos faltaban. La noche del domingo no dan comidas, y el local estaba más transitable que el sábado.

Fachada Restaurante Los Zagales. Pinchos y tapas ganadores

Decidimos pedir dos pinchos y dos bocadillos de concurso, y consumirlos en la barra.

Puro de sardinas

De pincho, elegimos el “Puro de sardinas”, segundo Premio Concurso Nacional de Pinchos 2015, un trampantojo, compuesto por un tartar de sardina, envuelto en pasta brick, con forma de puro, sobre una ceniza de queso y aceitunas y una copa con agua de tomate. Súper original y divertido.

Mar y tierra

De bocata, elegimos el  “Mar y tierra” ganador del IV concurso de bocadillos Madrid Fusión 2007, y un bocadillo de jamón. Ambos exquisitos, y el maridaje con un vino blanco de la bodega Protos, resultó perfecto.
Un buen acierto este bar, para comer tapas originales, tanto en barra, como en mesa. Mejor si se va un día como éste, en el que se podía estar muy a gusto sin las aglomeraciones del sábado.
El lunes nos levantamos con ganas. Primero realizamos algunas compras para llevar a amigos y familiares. Nos decantamos por los dulces, y elegimos una pastelería con renombre en la Plaza Mayor , “Pastelería Cubero” , que cuenta con un museo del dulce, donde se pueden contemplar alguno de los monumentos más representativos de  Valladolid elaborados por su maestro obrador.

Fachada del Ayuntamiento de Valladolid elaborada solo con chocolate

Un trabajo muy meticuloso, con todo tipo de detalle, merece la pena, pasarse para verlo. Además si tomas algo te obsequian con un pequeño pastelito de bocado, gratis. Aquí compramos almaguillos, tejas, y unos mantecados conocidos por “zapatillas de Portillo.”
También cogimos unas pastas a las monjas del Monasterio de Santa Isabel, de nuevo amalguillos, y otras deliciosas pastitas llamadas isabelinas (hay mucha familia y amigos a quienes regalar).
Cuando fue la hora de comer nos fuimos al restaurante que más expectativas nos había generado por la información que teníamos sobre la gastronomía de esta ciudad, “Villa Paramesa”. Local pequeño, donde es imprescindible reservar, aunque sea entre semana, si quieres comer sentado. A nosotros nos habían reservado una mesa alta, frente a la barra. El local estaba a tope, y el primer contacto que tuvimos con el local y la camarera que nos atendió, ya nos dio la impresión que las altas expectativas se iban a cumplir. Nos ofreció un vino de Ribera, muy rico, y siempre con una sonrisa nos explicó lo que teníamos en la carta.
Elegimos unas cuantas tapas para cada uno, y un plato de la carta, mollejas de lechazo con trigueros  para compartir.

Ceviche de sardina

La primera tapa que apareció fue el ceviche de sardina, alga y ajo negro. Un ceviche de sardina presentado en una barquita de alga nori, que fue pincho de oro en el concurso Provincial de Tapas de Valladolid y Subcampeón a nivel Nacional en 2014. Muy interesante, el diseño, la explosión de sabores…..buen acierto.

Socarrat de gambas
Scam de lechazo asado
Taco de rubia gallega a la moruna, con piña y mango
Camarón Mexicano
Los tres cerditos
Mollejas de lechazo con trigueros

Luego fueron paseándose por nuestra mesa otras exquisiteces de tapas, un espléndido socarrat de gambas, un Scam de lechazo asado,
un taco de rubia gallega a la moruna, con piña y mango, “Camarón Mexicano”, un pan de ajo con tartar de carabinero, y camarones fritos y los “Los tres cerditos” un snack de cerdo confitado con tres salsas, ajoblanco, ponzu y pibil, estos últimos  Pincho de plata en el concurso de tapas de Valladolid 2015 y 2018 respectivamente. Todos buenísimos, y siempre pendiente la camarera de nosotros, aconsejándonos el maridaje de los vinos, y preguntándonos si todavía nos quedaba sitio para lo que se nos venía encima. La respuesta siempre la misma, “aunque reventemos, intentaremos probar el mayor número de platos de vuestra cocina”.

«Un canto al vino»: cacao, regaliz, queso fresco y café
Gofre de arroz con leche, kumquat, dulce de leche, frambuesa y whisky ahumado

El final, ¡cómo no!, dos postres diferentes, originales e igual de sabrosos que el resto de platos.
La cuenta  unos 70 € dos personas, creo que para el nivel de las tapas y vinos, que probamos está muy bien. La calidad y las horas de trabajo que lleva la elaboración de ese tipo de platos hay que pagarlas. Nosotros repetiríamos seguro.
La última noche, día laboral después de unos días de fiesta, ya no nos quedaban muchas opciones. Nos habían hablado del Bar Jero, un local de pinchos al estilo del País Vasco.  Al llegar nos encontramos con un local sencillo con una barra llena de abundantes y variados pinchos. El funcionamiento sencillo, te sientas en una mesa y eliges entre la amplio surtido aquellos que más te gusten.

Si son calientes, te los calientan en un especie de carrusel, donde poco a poco van cogiendo temperatura. En esto reside parte de la diferencia con los otros locales en los que estuvimos, que aunque en el Jero las elaboraciones sean buenas, no llegan ni de mucho a las elaboradas y sofisticadas de las anteriores y además el sistema de recalentado de los pinchos, hace que a veces te encuentres con partes pasadas de cocción y con otras frías.
Correcto, para tapear, pero sin más pretensiones.

Para finalizar, dos últimos consejos:

Ayuntamiento de Valladolid iluminado

– El primero es que si visitáis Valladolid, viernes o sábado, no dejéis de realizar la visita guiada nocturna que ofrece la oficina de turismo. Aunque podrían mejorar el sonido del altavoz que llevan, el itinerario y las explicaciones  merecen la pena. Recorren los edificios emblemáticos de la ciudad, que solo estos días se iluminan y muestran una decoración muy especial. Valladolid fue premiada como la ciudad mejor iluminada del mundo en 2011. Por algo será.

Colegio de San Gregorio

– El segundo, que dejes un hueco a la cultura, y que visitéis el Museo Nacional de Escultura, que reúne la mayor colección de escultura policromada del mundo. Se encuentra en  el antiguo Colegio de San Gregorio. La visita se puede ampliar a dos edificios más del entorno, el Palacio de Villena, donde podemos encontrar un espectacular Belén napolitano y la Casa del Sol. Además no dejéis de contemplar la fachada de la iglesia de San Pablo, que se encuentra al lado, una preciosidad.

*DIRECCIONES*

RESTAURANTE LOS ZAGALES: Calle Pasión 13, junto a la Plaza Mayor

BAR EL CORCHO Calle Correos 2

VILLA PARAMESA   Calle Calixto Fernandez de la torre 5

PASTELERÍA CUBERO Calle Pasión 5-7, junto a la Plaza Mayor

RESTAURANTE LOS LAGARES Calle Catahuevos 21 | Junto a Mirador El Roto, 47862 Urueña

BAR JERO Calle Correos, 11


Deja un comentario